Mar. Abr 23rd, 2024

Pilates es una técnica de entrenamiento extenuante desarrollada por la American Physical Fitness Association (APFA). Suele emplearse para desarrollar la fuerza articular y muscular, pero también puede utilizarse por motivos de forma física y salud.

Los planes para utilizar Pilates en tu vida diaria pueden incluir bajar el núcleo y realizar ejercicios de respiración, acelerar el ritmo con sprints y caminatas, y utilizar la conciencia para notar la frecuencia respiratoria y el movimiento en lugar de confiar en los ojos o los oídos.

¿Por qué practicar Pilates?

Uno de los programas de fitness más populares en Estados Unidos es Pilates. Aunque este deporte tiene sus orígenes en el antiguo Japón, en la actualidad lo practican millones de personas en todo el mundo.

Según la APFA, ofrece una variedad de beneficios, incluyendo:

Mejora de la concentración: Mediante la enseñanza de movimientos específicos y movimientos en conjunto, puede aumentar la concentración y hacer que sus movimientos sean más eficientes.

Levantar y mover objetos pesados: Al mantener el cuerpo entre un 5 y un 10% más rígido, se puede reducir la fuerza necesaria para levantar objetos y hacerlos más pesados. Esto puede mejorar el equilibrio y la estabilidad del movimiento.

Reducir el riesgo de problemas de espalda y rodillas: Al bloquear los pensamientos y sentimientos negativos, puede disminuir el riesgo de problemas de espalda y piernas.

Pilates es una forma eficaz de hacer que su ritmo cardíaco marche en la dirección correcta. También es una forma estupenda de mantener la concentración mental y entrenar el cuerpo para que sea más ágil y flexible.

Cómo hacer Pilates la primera vez que lo pruebas

Como muchas otras disciplinas de fitness, puedes adaptarte a las exigencias de la vida diaria practicando Pilates todos los días. La clave es mantener el cuerpo en movimiento. Para ello, activa el núcleo y la mente, prestando atención a la respiración en lugar de a los pensamientos. Así evitarás pensar en exceso y preocuparte demasiado por lo que no te gusta o no quieres hacer.

El primer día de clase es tu oportunidad de ponerte a prueba. Ponte como objetivo caminar o hacer tareas mientras inspiras de la misma manera que espiras. Después, anota tus progresos en un diario. Cuando te sientas cómodo con tus progresos y estés listo para seguir adelante, prueba a hacer ejercicio en casa.

Beneficios del Pilates en general

Pilates puede utilizarse como herramienta de entrenamiento personal. Puedes contratar a un entrenador personal para que trabaje contigo y aprenda varios ejercicios para tus necesidades específicas.

También puede ser útil para las personas que desean desarrollar un estilo de vida más activo. Añadiendo actividades de levantamiento de pesas y fitness, puedes ganar confianza y optimizar la capacidad de movimiento de tu cuerpo.

Pilates también puede utilizarse para personas con discapacidad. Ha sido utilizado con éxito por personas con discapacidad y sus cuidadores para ayudarles a mantenerse activos y sanos.

Conclusión

Los beneficios del Pilates son prácticamente infinitos. Puede ser una gran manera de mantener la mente y el cuerpo en movimiento, mientras que les muestra cómo hacerlo también. Aunque hay muchos tipos diferentes de Pilates, los fundamentos son los mismos: no dejes de moverte, mantén el cuerpo rígido y fíjate en tu ritmo respiratorio en lugar de en tu ritmo cardíaco.

Más allá de la forma física y los beneficios del ejercicio, puedes utilizar Pilates para mantener tu mente sana y tu cuerpo en forma. Por ejemplo, puedes aprender a prestar atención a tu respiración y a mover el cuerpo de una forma más basada en posturas para desarrollar una mente más abierta.

Pilates también puede utilizarse como herramienta terapéutica. Siguiendo una secuencia de movimientos y desarrollando nuevos grupos musculares, puedes conseguir un cuerpo mejor.

Otros artículos de interés:

Ventajas de hacer ejercicio

Por WebMaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *