Vie. Ene 27th, 2023
coaching

Si alguna vez has entrenado a jóvenes deportistas, conocerás la lucha. Como joven entrenador, tu primer trabajo es conseguir que los niños se centren en un deporte. Si tienen mentes revoltosas, es posible que no te escuchen y que lo que tengas que decir les resulte difícil de entender. Pero como esfuerzo final, tienes que esperar que tus pequeños disfruten del tiempo que pasan contigo. Una vez que tus hijos tengan edad para aprender, ojalá encuentren algo por sí mismos y quieran seguir formándose en otra área. Independientemente del campo de estudio que elijan, es importante que tengan un núcleo de conocimientos sobre un determinado deporte para que, cuando crezcan, puedan aprender de sus antepasados y representar a su colegio o club en un próximo acontecimiento deportivo. A continuación te explicamos cómo poner en marcha tu propio programa de entrenamiento deportivo:

Empezar con un objetivo común

A medida que tu hijo crece, va comprendiendo la importancia de fijarse metas y comportarse de acuerdo con ellas. Esto es especialmente importante para los menores de 16 años. A medida que crecen, es normal que tengan metas y objetivos diferentes. Por ejemplo, un niño de cinco años puede querer jugar con sus amigos, pero, a cierta edad, también debe aprender a jugar con los demás. Por lo tanto, es importante que anime a su hijo a fijarse metas específicas para el deporte que le gusta aprender y que utilice como medio para ayudarle a alcanzar esas metas. El establecimiento de objetivos es esencial para los niños pequeños y es la clave del éxito en cualquier forma de deporte.

## Elige un club en el que confíes

Una vez elegido el club adecuado para tu hijo, es hora de encontrar un mentor. Se trata de la persona que puede ayudar a tu hijo a conocer mejor el deporte y proporcionarle un entorno de aprendizaje en el que pueda aprender y desarrollar sus habilidades. Busca mentores del club que estén establecidos en su zona y tengan años de experiencia. Busque líderes del club que sean respetados y recordados por sus compañeros. Los clubes con deportes activos y estrechamente relacionados suelen contar con un mentor y un representante del club.

Organiza sesiones de competición

El deporte de competición es algo que muchos niños aprenden pronto y quieren hacer por sí mismos. Sin embargo, es importante que no sólo les ofrezcas ejercicio físico, sino también algo que desarrolle sus habilidades mentales y emocionales. Esto puede incluir, entre otras cosas, actividades de formación de equipos, reuniones de club, ejercicios de creación de equipos y mucho más. Como mentor de un club deportivo, ayude a su hijo a fomentar una competición sana en el club. Discuta los objetivos comunes con todos los miembros en cada reunión y asegúrese de que todos están de acuerdo. Esto ayudará a su hijo a centrarse y a mantener un alto nivel de compromiso.

Celebrar reuniones de equipo

Una de las cosas más importantes que puede hacer por su hijo es celebrar reuniones de equipo. En ellas, tu hijo aprenderá cosas sobre el deporte y decidirá en qué eventos quiere participar. También puede ayudar a su hijo a elegir los eventos más populares e invitar a los demás niños del club al mismo evento. Esto es especialmente importante para los niños más pequeños, ya que están menos interesados en los deportes de competición y más en socializar y aprender.

Otras reuniones incluyen información sobre eventos escolares, actividades del club y ejercicios para fomentar el espíritu de equipo. Comprender las necesidades sociales y emocionales de tu hijo te ayudará a desarrollar un mejor enfoque de la crianza. Además, los amigos del colegio o de otros clubes pueden convertirse en mentores importantes para tu hijo cuando aprenda a socializar con ellos.

Utiliza juegos para reforzar conceptos importantes

Para mantener el interés de tu hijo por el deporte, también tendrás que animarle a que practique juegos además de los habituales del calendario escolar. Muchos niños prefieren jugar a las cartas y éstas son una forma estupenda de desarrollar importantes habilidades sociales y emocionales. Hay muchos tipos de juegos que pueden servir para reforzar conceptos importantes, como juegos de palabras, de números, crucigramas, etc.

A la mayoría de los niños les gusta enfrentarse a retos y aprender con otros niños. Algunos niños también disfrutan jugando con sus compañeros. Estas pueden ser excelentes maneras de desarrollar el liderazgo y el crecimiento guiado mediante el uso de juegos para reforzar conceptos importantes.

Conclusión

A medida que su hijo crezca, aprenderá la importancia de fijarse metas y de comportarse de acuerdo con ellas. También es normal que su hijo tenga metas y objetivos diferentes. Por eso es importante que animes a tu hijo a fijarse metas específicas para el deporte que le gusta aprender y a utilizar como medio para ayudarle a alcanzarlas.

Lo más importante es que espere que sus pequeños disfruten de su tiempo con usted y que puedan tener éxito en otra área de interés. Una vez que tus hijos tengan edad suficiente para aprender, es de esperar que encuentren algo por sí mismos y quieran seguir formándose en otra área. Independientemente del campo de estudio que elijan, es importante que tengan una base de conocimientos sobre un determinado deporte para que, cuando crezcan, puedan aprender de sus antepasados y representar a su colegio o club en un próximo acontecimiento deportivo.

Otros artículos de interés:

Los beneficios del pilates

Por WebMaster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *